¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Los avances tecnológicos están irremediablemente ligados a la cerrajería. Después de todo, los propios ladrones también evolucionan técnicamente, haciendo obligatoria la instalación de nuevos sistemas de seguridad que se lo pongan mucho más difícil a estos delincuentes. Algunos de estos avances tecnológicos son, de hecho, avances. Pero también proliferan otros dispositivos de seguridad cuya eficacia es más cuestionable. Es más, pueden hasta ser menos seguros que los dispositivos que sustituyen. Lo sabemos muy bien los cerrajeros profesionales.

Uno de estos dispositivos es la cerradura invisible. Puede que muchos no hayáis oído hablar nunca de este tipo de cerradura, basada en la utilización de las últimas tecnologías electrónicas, pero es sin duda un elemento para la seguridad del hogar bastante en auge. La pregunta es: ¿resulta tan protector, tan seguro, como aseguran todos sus fabricantes? Eso es lo que vamos a valorar en este nuevo artículo. Para ello, profundizaremos en las ventajas y en las desventajas de estas nuevas cerraduras hasta llegar a una conclusión. ¿Nos acompañas?

 

Opiniones de la cerradura invisible

Una de las principales ventajas de la cerradura invisible, también conocida como cerradura electrónica, es que carece de esos elementos que los ladrones han aprendido a burlas con la práctica y la experiencia. Hablamos de elementos como los bombillos. Puesto que, desde el exterior, no presenta ninguno de estos, resulta imposible su manipulación por parte de los ladrones. En otras palabras, estas cerraduras resultan inmunes a los ataques para apertura de cerraduras mecánicos. Eso elimina muchísimos problemas de la ecuación, claro está.

Por otro lado, también proporcionan muchísima comodidad. Primero, a la hora de instalarla, pues solo requiere de unos cuantos tornillos y un adhesivo extrafuerte para ello. Aquí tenemos, eso sí, el principal problema, ya que un adhesivo, por muy fuerte que sea, parece bastante más sencillo de corromper que un bombín. Y, segundo, en el momento de utilizarla. La cerradura invisible con alarma funciona con mando a distancia o con una app en el teléfono móvil, lo que hace verdaderamente fácil su utilización. Y es aquí donde está el segundo problema.

Después de todo, y por muy encriptada que se encuentre la relación entre el mando a distancia/móvil y la propia cerradura invisible, la realidad es que también es susceptible de ser intervenida. Aunque suene inverosímil, ya sabemos hasta qué punto llega la habilidad de los delincuentes. Por otro lado, estas cerraduras funcionan con la energía de sus baterías, por lo que pueden quedarse sin ellas y resultar ineficientes. Como podéis comprobar, la decisión no es nada fácil, ya que las cerraduras invisibles tienen tantas ventajas como desventajas.

 

Cerradura invisible precio

Sin embargo, nosotros tenemos una opinión muy sólida. ¿Cuál? Que, de momento, las cerraduras invisibles solo deberían utilizarse como cerraduras complementarias. Nunca como única cerradura para un hogar. A pesar de sus avances tecnológicos, o precisamente por ellos, puede que su instalación no haga sino rebajar la seguridad de nuestra casa. Las opiniones sobre la cerradura invisible son muy variadas, pero esta es la nuestra después de tantísimos años de experiencia como cerrajeros. Y esperamos que la tengas en cuenta.

Sea como sea, tanto si no quieres hacernos caso y vas a instalarla como única cerradura principal como si quieres instalarla como cerradura secundaria que refuerce la seguridad de tu casa, es importante que conozcas el precio de una cerradura invisible media. En este sentido, podemos encontrar cerraduras electrónicas que van desde los 60 euros hasta los 220 euros. Obviamente, y por norma general, cuanto más inviertas en tu cerradura mayor será la seguridad de la que dispondrás.

Por eso siempre aconsejamos no escatimar gastos a la hora de proteger nuestra vivienda. Es una inversión de futura y de tranquilidad.