¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

¿La manija de tu puerta no abre bien? ¿Quieres cambiarla por una nueva?
En este artículo te vamos a dar unos pasos muy sencillos para cambiar de manera rápida y eficaz la manija de una puerta interior.

Una manija, pomo, tirador o picaporte es el mecanismo que sirve para abrir puertas, el tipo de manija que conocemos es giratoria, es decir, al girar el pomo se acciona la apertura de la puerta. Si bien los materiales pueden cambiar, los más usados por los fabricantes son latón, bronce, aluminio y en algunas ocasiones hierro.

 

Pasos para cambiar la manija de la puerta

  1. El primer paso para desmontar la manija antigua de tu puerta actual será desatornillar el embellecedor y quitando los tirafondos que sujetan la manija y también el vástago que es un trozo de metal de forma cuadrada y larga que atraviesan la puerta de extremo a extremo.
  2. En un segundo paso veremos los huecos que han dejado los tornillos, lo que podemos hacer es repararlos con un poco de masilla para madera ejerciendo presión para que queden totalmente cubiertos.
  3. Pintamos si hubiera que hacerlo, introduciendo el vástago de la nueva manija y que llegue sin problemas a ambos lados encajando los tirafondos nuevos. Ponemos los embellecedores para que no se visualicen los tornillos y así tu puerta pueda verse como nueva.

 

 

 

Consejos para manijas de puertas

Comprueba que la puerta cierra correctamente y se abre de la misma forma para saber si ha quedado bien instalada la manija. Siempre deberemos comprobar que el resbalón se introduce correctamente al mover la manija de la puerta, evitando tener problemas para abrirla.

Te recomendamos que en la medida de lo posible compres manijas de puertas fabricadas con materiales de calidad, evitaremos que se “ponga fea” en poco tiempo además de que el funcionamiento no realice correctamente su función. Al comprar una nueva manija comprueba que las manijas son del mismo tamaño que tenías antes, de esta forma no tendremos que reparar la puerta sobre todo en los agujeros de los antiguos embellecedores.

Para no estropear la estética de toda la vivienda deberás cambiar todas las manijas de las puertas interiores de tu hogar. Si notas que está vieja te recomendamos cambiarla lo antes posible.

 

¿Qué manija poner a mi puerta?

En el mercado vas a encontrar una amplia gama de manijas y embellecedores, deberás optar por la practicidad y por el modelo que más te guste que vaya acorde con la decoración mirando que los materiales sean de calidad, así tendrás una elección duradera.

Como tendencia te comentamos que se llevan mucho las manijas de puertas en aluminio, aunque el color dorado y bronce sigue siendo el gran favorito. Deberás mirar los colores de tus puertas y el diseño que más te guste, así podrás hacer una elección de calidad y aprovechar los agujeros de la antigua manija. Si no coincidieran los agujeros no te preocupes, no hay nada que una buena masilla no arregle.

Lo importante es que la manija tenga un diseño adaptado al resto de tu decoración, si tienes una casa decorada en estilo minimalista, la manija será estilo modernista y muy simple. Sea cual sea tu estilo seguro que no te es complicado encontrar un modelo que te guste y se adapte a tus necesidades y decoración.

En conclusión, te indicamos que no es necesaria mucha ayuda para cambiar la manija de las puertas interiores de tu hogar, únicamente un destornillador y en algunas ocasiones masilla para tapar los huecos de los tornillos de la antigua manija en el caso de que la nueva sea de menor tamaño.

 

¿La manija de tu puerta no abre bien? ¿Quieres cambiarla por una nueva?
En este artículo te vamos a dar unos pasos muy sencillos para cambiar de manera rápida y eficaz la manija de una puerta interior.

Una manija, pomo, tirador o picaporte es el mecanismo que sirve para abrir puertas, el tipo de manija que conocemos es giratoria, es decir, al girar el pomo se acciona la apertura de la puerta. Si bien los materiales pueden cambiar, los más usados por los fabricantes son latón, bronce, aluminio y en algunas ocasiones hierro.

 

Pasos para cambiar la manija de la puerta

El primer paso para desmontar la manija antigua de tu puerta actual será desatornillar el embellecedor y quitando los tirafondos que sujetan la manija y también el vástago que es un trozo de metal de forma cuadrada y larga que atraviesan la puerta de extremo a extremo.

En un segundo paso veremos los huecos que han dejado los tornillos, lo que podemos hacer es repararlos con un poco de masilla para madera ejerciendo presión para que queden totalmente cubiertos.

Pintamos si hubiera que hacerlo, introduciendo el vástago de la nueva manija y que llegue sin problemas a ambos lados encajando los tirafondos nuevos. Ponemos los embellecedores para que no se visualicen los tornillos y así tu puerta pueda verse como nueva.

¿Qué manija poner a mi puerta?

En el mercado vas a encontrar una amplia gama de manijas y embellecedores, deberás optar por la practicidad y por el modelo que más te guste que vaya acorde con la decoración mirando que los materiales sean de calidad, así tendrás una elección duradera.

Como tendencia te comentamos que se llevan mucho las manijas de puertas en aluminio, aunque el color dorado y bronce sigue siendo el gran favorito. Deberás mirar los colores de tus puertas y el diseño que más te guste, así podrás hacer una elección de calidad y aprovechar los agujeros de la antigua manija. Si no coincidieran los agujeros no te preocupes, no hay nada que una buena masilla no arregle.

Lo importante es que la manija tenga un diseño adaptado al resto de tu decoración, si tienes una casa decorada en estilo minimalista, la manija será estilo modernista y muy simple. Sea cual sea tu estilo seguro que no te es complicado encontrar un modelo que te guste y se adapte a tus necesidades y decoración.

En conclusión, te indicamos que no es necesaria mucha ayuda para cambiar la manija de las puertas interiores de tu hogar, únicamente un destornillador y en algunas ocasiones masilla para tapar los huecos de los tornillos de la antigua manija en el caso de que la nueva sea de menor tamaño. Aun así, te recomendamos llamar a un experto, como a nuestro equipo de cerrajeros urgentes en Alcalá de Henares que estarán siempre disponibles a su servicios.