¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Las primeras cerraduras de la historia de la humanidad fueron diseñadas y fabricadas hace unos 4.000 años. En aquellos tiempos, las necesidades de seguridad no eran tan altas como lo son actualmente. Los ladrones, mucho más antiguos que las propias cerraduras, también eran bastante menos sofisticados por aquel entonces. Pero no siempre sería así. Evolucionaron. Y, conforme lo hacían, las cerraduras también se vieron obligadas a hacerlo. Y así, bajo ese pulso eterno entre cerrajeros y ladrones, las cerraduras alcanzaron niveles altísimos de seguridad. Tanto que, si no cuentas con los conocimientos adecuados, abrir una cerradura antigua puede ser una utopía.

No serás el primero ni el último en encontrarse ante una situación así. Muchas personas terminan frente a una de esas cerraduras antiguas que parecen imposibles de abrir. Como quienes compran muebles muy antiguos de segunda mano. O quienes heredan un mueble de padres e incluso abuelos. O quienes tienen un mueble antiguo y pierden o rompen la llave. En esas ocasiones, todos desearían contar con un manual que les explicase cómo abrir una cerradura antigua. Una ayudita para poder acceder al interior del mueble sin tener que romperlo en el proceso. ¿Porque de qué nos serviría si no?

Hablamos, en líneas generales, de cerraduras antiguas de metal con formas geométricas preciosas. No solo no deseamos romper el mueble, sino que tampoco queremos dañar la cerradura. Sus motivos estéticos la hacen de gran valor y forman parte de la idiosincrasia del mueble. Te contamos 4 maneras de hacerlo.

 

Tipos de aperturas de cerraduras antiguas

En primero lugar, la más sencilla de todas. Hazle una buena fotografía a la cerradura y llévala a una cerrajería o a una tienda de antigüedades. Aunque cada cerradura antigua parezca estéticamente muy singular, todas ellas cuentan con llaves muy similares. O bien tienen la llave perfecta, o bien tienen llaves muy parecidas que quizás puedan servirte. Es la primera vía que debemos agotar.

En segundo lugar, y una vez descartada la búsqueda de la llave, pasamos a algo ligeramente más difícil: forzar la cerradura. Debido a la mayor simplicidad de las cerraduras antiguas para puertas respecto a las cerraduras más modernas, es un procedimiento bastante más asequible para quienes no son profesionales de la cerrajería (ni ladrones). Lo único que debes hacer es introducir un gancho, hacer presión y tratar de girar la cerradura. Mucha paciencia.

En tercer lugar, y cuando nos resulta imposible hackear la cerradura, podemos quitarla directamente. ¿Quitarla? Sí, quitarla. Aunque esto resulte extremadamente complicado en las cerraduras más seguras de la actualidad, no lo es tanto en estas cerraduras tan antiguas. Bastará con quitar los tornillos tanto de la parte superior como de la parte inferior con un destornillador.

Por último, nos queda una opción muy poco elegante. No obstante, hay ocasiones en que es la única opción que nos queda. Se trata, lo han adivinado, de romper la cerradura antigua. Debemos colocar un destornillador plano en las esquinas de la cerradura y hacer presión hacia arriba. La idea es desencajar la cerradura del mueble con fuerza. Asegúrate antes de que las otras tres opciones son inviables.

 

Apertura de cerraduras antiguas de puertas

Y para asegurarte, nada mejor que consultar a profesionales expertos. Nuestro equipo de cerrajeros 24 horas Madrid conoce todos los tipos de cerraduras antiguas para puertas y demás muebles que existen. De un solo vistazo reconocerán cuál es la mejor manera de abrir la cerradura y acceder al interior. Nos encargaremos de ir agotando todas las vías posibles para que la destrucción solo sea realizada en caso inevitable.

Sin pérdida de tiempo ni de dinero. Contacta con nosotros, cuéntanos cómo es tu cerradura antigua y pondremos todo nuestro conocimiento y experiencia a tu servicio. Nos encanta poder ayudarte.