¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Los armarios de llave son una solución muy práctica para sumar un grado de seguridad. Permiten guardar el contenido con un extra de privacidad que sería imposible sin la cerradura y la llave. No obstante, y como con cualquier otro tipo de cerradura con llave, perder esta última es algo habitual. En esos casos nuestro primer impulso es consultar a una empresa cerrajera que nos solucione la papeleta. Sin embargo, hay pequeños truquitos que puedes aplicar tú mismo en casa y que podrían resolver este problema. Truquitos que vamos a explicarte a continuación. Gracias a ellos, serás un poco más autosuficiente a la hora de abrir la puerta del armario y, de paso, podrás ahorrar un dinero en cerrajería.

 

Gancho de cabello

Utilizar el gancho de cabello es muy sencillo. Solo tienes que insertar las dos puntas exactamente en el medio del ojo de la cerradura. Una vez hecho esto, basta con mover el gancho de cabello en el sentido de apertura natural de la puerta de armario. Normalmente es el lado derecho. En caso de que no obtengas los resultados esperados, tendrás que mover el gancho de lado a lado hasta que la puerta se abra. Un método, como decíamos, muy fácil de aplicar. Aunque tiene sus limitaciones: funciona muy bien en cerraduras simples, no así en complejas.

 

Clips de papel

Para poder llevar a cabo este truquito necesitas dos clips de papel grandes. Uno tendrás que desdoblarlo hasta darle la forma de una L. Será el que utilicemos como llave de presión. El otro tendrás que desdoblarlo hasta conseguir que sus extremos queden rectos. Será el que utilicemos como gancho.  Una vez preparados, meteremos el primer clip y haremos presión. Seguidamente meteremos el segundo clip y lo moveremos hacia arriba. De esta forma, moviendo el mecanismo de seguridad, la puerta logrará abrirse. ¿Ventaja? Sirve tanto para cerraduras simples como complejas.

 

Destornillador

Todavía más sencillo es este truco. Únicamente necesitas un destornillador de los que suele haber en cualquier casa. Para abrir la puerta del armario con llave deberás meter el destornillador en la cerradura hasta que aciertes con las barras metálicas. Una vez localizadas, solo tendrás que girar el destornillador hasta que la puerta se haya abierto del todo. Una técnica que, esta sí, solo nos será útil con cerraduras simples. Los armarios con cerraduras más complejas serán imposibles de abrir con este método. Ah, y muy importante, que sea un destornillador fino.

 

Taladro

Si has probado todos los métodos anteriores de apertura de puertas de armario y pese a ello continúa cerrada, aún tienes una última oportunidad antes de rendirte. Se trata, en este caso, del taladro. Para aplicar esta técnica necesitas hacerte con una broca cuyo grosor coincida con la cerradura. Una vez hecho esto, bastará con introducirla y taladrar. De este modo lograrás destrozar todo el mecanismo interno que mantiene bloqueada la puerta del armario. Eso sí, y por cuestiones de peligrosidad, deberá ser siempre nuestro último recurso a la hora de intentar abrir la puerta.

 

Expertos en apertura de puertas de casa en Madrid

Que la puerta del armario quede bloqueada, sin posibilidad de acceso, es una gran molestia. Pero que sea la puerta de la vivienda la que queda bloqueada es una molestia muchísimo mayor. Y por desgracia una molestia bastante más frecuente de lo que le gustaría a todo el mundo. Por suerte, en MA Cerrajeros somos especialistas en la apertura de puertas de casa. Y lo mejor de todo: estamos disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana. Porque las puertas no entienden de horarios ni fines de semana ni festivos. Si sufres esta incidencia, ponte en contacto con nosotros de inmediato. Te garantizamos el servicio más rápido y eficaz de Madrid.