¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Los candados de seguridad, según la RAE, son una “cerradura suelta contenida en una caja de metal que por medio de armellas asegura puertas, ventanas, etc”. Es decir, son cerraduras portátiles que proporcionan una seguridad añadida a la hora de salvaguardar nuestra vivienda, negocio o pertenencias. Hasta ahí bien. El problema viene cuando tenemos que elegir uno entre todos los tipos de candados disponibles en el mercado. Desde que Christopher Polhem diseñara el candado escandinavo a finales del siglo XVII, los cerrajeros han desarrollado toda clase de variedades para cubrir las diferentes necesidades. Hoy vamos a hablarte de todas ellas para que puedas elegir adecuadamente.

 

Candados de llaves

Estamos ante el candado clásico por antonomasia. La variedad de tamaños, materiales y llaves de apertura necesarias es tan grande que resulta imposible no encontrar uno ajustado a las necesidades particulares. Podemos encontrar desde candados de llaves minúsculos hasta candados de llaves enormes. Del mismo modo, existen tanto los candados de llave de arco pequeño como candados de llave de arco grande. Estos últimos son más vulnerables ante las técnicas especializadas de ladrones basadas en cizallas o palancas. En general, los candados de llaves tradicionales no ofrecen la más alta seguridad. Pueden ser útiles para salvaguardar contenido de un valor no excesivamente elevado.

 

Candados de combinación

En estos casos, la cerradura del candado se abre mediante la introducción de una secuencia de números o símbolos. Para ello, los candados de combinación cuentan con placas con muesca en lugar de pernos. Dicha secuencia puede ser introducida mediante un conjunto de discos giratorios con números inscritos en todos ellos o mediante un teclado electrónico o mecánico. Esto supone eliminar la llave de la ecuación y, con ello, su pérdida, una incidencia bastante frecuente. A su vez, los candados de combinación pueden dividirse en función del nivel de seguridad que ofrecen sus posibles secuencias. Por ejemplo, los más básicos consisten en secuencias de tan solo tres dígitos.

 

Candados de remolque

Los candados de remolque son bastante similares al candado tradicional de llave, pero cuentan con una distinción clave. Y es que mientras los primeros cuentan con una argolla curva que se desliza dentro de la cerradura, estos otros disponen de una argolla recta con una cima metálica en forma de hongo. Aunque pueden ser utilizados también en otros contextos, fueron ideados para proteger los remolques cuando no están siendo utilizados, así como para poder garantizar la unión entre el propio remolque y el vehículo que lo transporta.

 

Candados útiles

Todos los candados son, obviamente, útiles. Pero estos candados reciben este sobrenombre debido a que realmente aumentan muchísimo la utilidad de una llave. Ya sea de fábrica o mediante la adaptación por parte de los cerrajeros 24 horas en Madrid, una única llave maestra puede desbloquear diferentes candados a la vez. Esto supone un ahorro enorme de llaves en caso de disponer de diferentes candados. Especialmente útil para negocios que utilicen con frecuencia y en gran cantidad esta herramienta de seguridad.

 

Candados ajustables

Los candados ajustables fueron ideados para solucionar problemáticas muy específicas. En concreto, estos candados pueden ser acortados, alargados y deformados en formas regulares o irregulares para encajar en la superficie que se necesite. De esta forma, es posible contar con candados que ofrecen un alto nivel de seguridad incluso en bicicletas u otros elementos donde no sea posible instalar un candado de tamaño o forma tradicional.

 

Candados acorazados

Esta otra modalidad de candado está pensada para ofrecer una mayor resistencia. Para ello, y en lugar de por aluminio, el cuerpo de latón que conforma el candado está protegido por una coraza hecha de acero. Dentro de los candados acorazados, además, encontramos otro nivel aún mayor de seguridad: los candados de doble vástago de cierre. El único problema de tanta seguridad es que, por alguna razón, no podamos abrir nuestro candado por nuestra cuenta. En ese caso, puedes contar siempre con nosotros, expertos en apertura de cerraduras de seguridad.