¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Las puertas blindadas son una de las estructuras de seguridad más demandadas. Se trata de puertas compuestas de una estructura de madera, como la inmensa mayoría de puertas, pero con dos planchas metálicas pegadas en cada lado de la hoja. De esta manera, y aunque el cerco de la puerta sea de madera, la puerta obtiene una seguridad extra frente a los asaltos de los delincuentes. Según datos del Ministerio del Interior, se producen la alarmante cifra 30 robos por hora en nuestro país. Teniendo en cuenta esto, reforzar nuestra puerta parece una gran idea.

No obstante, algunas personas sienten que una puerta blindada no es suficiente. Quieren implementar más sistemas de protección a la puerta de entrada para aumentar los niveles de seguridad. Estos sistemas, por regla general, suelen ser cerrojos profesionales o cerraduras de seguridad adicionales. En un principio, la decisión de instalar algunos de estos componentes extra dependerá del nivel de complejidad de ataque de los que queramos defendernos. Tal vez en ocasiones no sea necesario. Pero sí hay muchas situaciones en las cuales sería muy conveniente instalarlos de cara a una protección mayor, que no absoluta porque no existe. ¿Pero cuál?

Desde luego no un cerrojo. Estos elementos de seguridad son bastante eficaces en puertas macizas, ya que en ellas el cerrojo sí puede ser sujetado a la puerta con fortaleza. En esos casos la seguridad aumenta considerablemente. No así en las puertas blindadas. Estas puertas están compuestas en su interior, como decimos, de madera. Esto impide que el cerrojo tenga la sujeción necesaria como para aportar una seguridad adicional verdadera. Cualquier golpe con fuerza lo arrancaría de la puerta. Aunque psicológicamente pudiese hacerte sentir más seguro, la realidad es que los ladrones no tendrían problema alguno en deshacerse de él. No así con las cerraduras de seguridad.

 

Instalación de cerraduras de seguridad

A lo largo de nuestras vidas nos hemos encontrado con frecuencia con puertas con doble cerradura de seguridad. Ya fuesen puertas normales o puertas blindadas, la presencia simultánea de dos cerraduras independientes es posible. Posible, ¿pero recomendable? Esta cuestión es bastante repetida entre muchos de nuestros clientes. Y la respuesta es muy sencilla: lo que de verdad importa es la seguridad de la cerradura principal. Porque cerraduras de seguridad para puertas hay muchísimas. Montones de variedades. Pero todas ellas divididas en dos grandes grupos. Aquellas antiguas que carecen de sistema antibumping y aquellas modernas que incluyen sistema antibumping.

Las cerraduras antibumping permiten que los ladrones que usan bumping para apertura de puertas de hogar, lo tengan más difícil. No imposible, pero sí más difícil. Sin embargo, las cerraduras antiguas y desfasadas pueden ser abiertas mediante esta técnica con tremenda sencillez. Por tanto, y si nuestra cerradura principal es antibumping, frenará el robo. O, en caso de que el ladrón maneje la técnica de forma tan experta que consiga abrirla, no tendría problema alguno en abrir una segunda cerradura de esta manera. Solo se necesita una cerradura principal pero lo más segura posible. Y en MA Cerrajeros las instalamos para garantizarte que funcionan a la perfección.

 

Expertos en apertura de puertas 24 horas

Con la misma profesionalidad, fruto del conocimiento y la experiencia, que nuestros profesionales técnicos realizan la instalación de cerraduras de seguridad antibumping, también realizan las aperturas. Después de todo, la técnica del bumping, que consiste en introducir una llave manipulada para golpearla y hacer bailar los pistones del cilindro, fue inventada por los profesionales de la cerrajería para la apertura urgente de puertas. Y los cerrajeros profesionales de MA Cerrajeros son auténticos expertos en ello. Si tienes problemas para abrir tu puerta, no mires el reloj, contacta con nosotros y solucionaremos el problema con la mayor diligencia.