¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Hace varios años algunos medios se hicieron eco de una noticia: múltiples robos en una gran ciudad española. Hasta ahí nada demasiado extraño, ¿verdad? Ocurre, desgraciadamente, con bastante frecuencia. Pero este caso tenía algo muy especial. En ninguna de las viviendas asaltadas había indicio alguno de violencia contra las puertas, cerraduras o cualquier otro elemento de seguridad. Es como si hubiesen atravesado la pared para entrar dentro del domicilio. Eso, por supuesto, es imposible. Así que los agentes encargados del caso comenzaron a investigar hasta dar con la clave. Y lo hicieron. Los ladrones habían utilizado una novedosa técnica conocida como impresioning.

¿Impresioning? Sí, impresioning. Un método de robo que comienza con la introducción imperceptible de láminas de aluminio deformables en el interior de la cerradura. Posteriormente, cuando el propietario mete la llave para entrar en su casa, las marcas de la llave quedan impresas en las láminas. Ahora lo único que tienen que hacer los ladrones es regresar, recoger las láminas escondidas dentro de la cerradura y crear una réplica de la llave original. En el instante en que la casa queda desocupada, utilizan esa llave para entrar sin ningún tipo de problema. Es como si tuvieran una llave original en su posesión. Tan sofisticado como habitual. Por eso vamos a contarte cómo evitarlo.

 

Medidas contra el impresioning

Como decíamos, aquella historia difundida por los medios ocurrió hace años, pero el impresioning continúa estando muy presente en el repertorio técnico de los ladrones. Así que cualquier seguridad adicional es bienvenida. De hecho, uno de los mejores consejos para no convertirse en víctima de esta práctica tiene que ver con la atención. Es bastante importante que realicemos una revisión periódica –sin caer en la obsesión- de nuestras cerraduras. También sería de gran conveniencia, si es posible, modificar de vez en cuando las rutinas de entrada y salida de la vivienda. Los ladrones actúan cuando no hay nadie en casa. Y si no identifican un patrón claro, no suelen correr riesgos.

Otra medida preventiva sería la instalación de un sistema de videovigilancia. Esto permite no solo identificar al ladrón en caso de que asalta nuestra vivienda, sino también ahuyentarlo. Por lo general, las viviendas con alerta de alarma en sus puertas suelen sufrir muchísimos menos asaltos. Es perfecto contra técnicas como el impresioning, mediante las cuales los ladrones pueden entrar sin que absolutamente nadie tenga que enterarse. Por último, sería ideal instalar cerraduras antibumping en nuestra puerta. Una medida tan esencial que vamos a dedicarle todo un apartado para ella.

 

Instalación de cerraduras antibumping en Madrid

La instalación de cerraduras antibumping es lo primero que debemos hacer para no vernos desprotegidos frente al impresioning. Estos sistemas de alta seguridad dificultan enormemente la tarea delictiva de los ladrones. Pero no solo respecto al impresioning. Como su propio nombre indica, también impiden que estos realicen técnicas de bumping sobre nuestras cerraduras. Este otro método, hecho también para abrir puertas sin hacer ruido, está muy extendido entre los especialistas del robo. De hecho, podríamos decir, con respeto del impresioning, que estamos ante el método de robo más sofisticado de todos.

En concreto, el método bumping consiste en la introducción de una llave manipulada en el cilindro de la cerradura de la puerta para posteriormente golpearla. De esta manera los pistones del cilindro saltan simultáneamente, haciendo posible que la llave gire. Sin daños ningunos sobre la cerradura ni la puerta, el bumping consigue también que el acto de robo pase desapercibido. Es probable que cuando nos demos cuenta del robo, porque faltan cosas, haya incluso pasado un tiempo. Así que no lo dudes. En MA Cerrajeros 24 horas somos especialistas en la fabricación e instalación de estos elementos de seguridad. Contáctanos y olvídate del impresioning para siempre.