¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Las cerraduras no son infalibles. Obviamente, aquellas fabricadas con mejores materiales y mejores sistemas de seguridad son menos susceptibles tanto de ser burladas por los ladrones como de sufrir averías imprevistas. La misma lógica puede emplearse, pero al revés: si utilizas una cerradura de mala calidad o muy antigua, es mucho más probable que los delincuentes la neutralicen. También que experimente roturas espontáneas. En esos casos, muchos de ellos de urgencia, todos nos hacemos la misma pregunta: ¿cómo abrir una cerradura rota?

Bueno, nosotros no. Nosotros sí que sabemos qué pasos hay que seguir para lograr que una cerradura que sufre una avería se abra y nos permita acceder al interior de la vivienda. Por eso siempre recomendamos que, en caso de sufrir una incidencia como esta, acuda de inmediato a profesionales de la cerrajería como nosotros, realmente cualificados y especializados en la apertura urgente de cerraduras de seguridad. Profesionales que manejen todas las técnicas requeridas para abrir cualquier tipo de cerradura, sea cual sea su nivel de seguridad.

Con nuestra ayuda, recuperarás el acceso a la vivienda sin tener que provocar a la cerradura o a la propia puerta más daño del que deberías. En otras palabras: te proporcionaremos un servicio limpio y eficiente. Sin embargo, y por si sigues empeñado en lidiar con la cerradura rota de la puerta de tu casa sin ningún tipo de ayuda de los especialistas, vamos a echarte una mano desde la distancia. No es lo mismo, claro, pero al menos te daremos una oportunidad de no provocar graves desperfectos a los diferentes elementos de seguridad.

 

Cómo abrir una puerta con la cerradura rota

Para empezar, debemos entender que no todas las averías de cerraduras vienen provocadas por lo mismo. Puede que la culpa sea de la oxidación, de la falta de lubricación, de una llave atascada o, simplemente, del desgaste que se produce con la utilización diaria de las mismas. Dependiendo del origen del problema, te resultará mejor usar una u otra de las técnicas para abrir cerraduras rotas que vamos a explicar a continuación. Lo importante, sea cual sea la que elijas, es que la ejecutes con paciencia y siguiendo todas nuestras indicaciones.

 

Método palanca

Este método, muy popular porque lo utilizan frecuentemente los ladrones, requiere de una herramienta, aunque sea improvisada. Un cuchillo de cocina, una tarjeta de crédito o cualquier otro objetivo que sea plano y firme al mismo tiempo. Cuando ya lo tengamos, lo introducimos en el hueco que hay entre el pestillo de la cerradura y la puerta. Con mucho cuidado, tratamos de levantar el pestillo. ¿Inconveniente? No es, precisamente, la técnica de apertura de cerraduras rotas más inofensiva que hay. Si no prestas atención, podrías destrozar la puerta.

 

Desmonta la cerradura

El método palanca tienes sus límites. Si tu cerradura tiene un avanzado sistema de seguridad, es muy improbable que consigas abrirla con palanca cuando está atascada. En ese caso, nos queda la opción de desmontarla del todo. Para ello, localiza los tornillos que mantienen sujeta la cerradura a la puerta. Como puedes imaginar, algunos de estos tornillos se encuentran en el interior de la puerta, así que solo te servirá si ya tienes acceso a la vivienda y quieres desmontarla para montar una que no esté rota. Lo único que deberás hacer es destornillar por partes.

 

Llave Allen

Por último, os hablaremos sobre la llave Allen. Aunque no lo parezca, esta herramienta puede ser un gran aliado para abrir una puerta con la cerradura rota. Bastará con introducirla en el agujero que hay en medio de la manilla (no todas las cerraduras lo contienen). Y, a continuación, darle la vuelta hasta que logre soltar la perilla que hay en la cerradura. Eso sí, debes contar con una llave Allen que tenga el tamaño concreto del agujero. Busca entre todas las que tienes y, si no tienes la adecuada, acude a una ferretería para hacerte con una.

Antes de irnos, nos gustaría recordarte que, si la cerradura está atascada porque ha quedado una llave entera o parcial en su interior, también puedes solucionarlo. Para ello, solo tienes que seguir los consejos que os dejamos en nuestro artículo acerca de cómo sacar una llave rota de una cerradura de seguridad. Como ves, hemos pensado en todo.