¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Una vivienda es tan solo un espacio físico. Un entorno encuadrado dentro de paredes y techo. Pero transformarlo en un hogar requiere de implementar ciertas características. Una estética personal que la haga nuestra, confort para sentirnos cómodos en todo momento y, por encima de todo, seguridad. Una vivienda no puede ser un hogar si no nos proporciona la seguridad, la sensación de protección, que todos necesitamos en nuestro día a día. Por eso es tan importante contar con sistemas de cerrajería que nos salvaguarden del exterior.

Una alarma de seguridad, una puerta de alta seguridad o una cerradura que incorpore las últimas tecnologías y mecanismos antirrobo que existen en la actualidad. Porque no, no todas las cerraduras son iguales a la hora de proteger nuestro hogar de los delincuentes. Existen innumerables tipos de cerraduras, como ya os explicamos en uno de nuestros artículos pasados. Algunos obsoletos, otros más modernos y actualizados. Son, estos últimos, los que deberíamos priorizar. Después de todo, los métodos de los ladrones evolucionan constantemente.

En ese sentido, las cerraduras multipunto son extremadamente fiables. Y es que nos permiten cerrar con tres o cinco puntos de seguridad la cerradura con solo una llave y de una sola vez. En otras palabras: tienen una enorme resistencia ante la apertura forzada. Están compuestas por la propia cerradura, barras, guías de barra u hojas de metal, cerraderos, una plantilla de colocación y refuerzos de pernios. Y, de todas ellas, las cerraduras KFV son, sin ninguna, las mejores que podemos encontrar en todo el mercado. Una apuesta segura por la seguridad.

 

Instalación de cerraduras KFV

Las cerraduras KFV van mucho más allá de las cerraduras multipunto. Existen, por ejemplo, cerraduras KVF estándar, cerraduras antipánico o cerraduras cortafuegos. En ocasiones, la instalación de estos otros tipos puede ser más recomendable. Para saberlo, lo mejor es siempre consultar a un cerrajero profesional, que te aconsejará acerca de la que mejor encaja con tus intereses. No obstante, e independientemente del propósito, las multipunto son extremadamente recomendables. De ahí que vayamos a centrarnos en ellas.

La instalación de cerraduras KFV no es tan sencilla como la de otras cerraduras menos seguras. Es necesario retirar la puerta del marco y colocarla sobre dos caballetes con el lado interior hacia arriba. Luego, deberemos quitar la antigua cerradura usando un destornillador. Una vez esté desmontada, será el momento de marcar en la puerta los agujeros de fijación de la cerradura multipunto KFV. Luego vendrá la instalación de la cerradura en sí, lo que conlleva colocar la plaza de refuerzo, la caja de la cerradura, las barras y los cerraderos.

Si se quiere instalar correctamente –y todos queremos, pues una cerradura mal instalada es una cerradura nula-, lo más recomendable es contar con ayuda profesional. Este tipo de cerraduras de alta seguridad conllevan un procedimiento más avanzado, extendido y detallado que otros procedimientos de instalación de cerraduras. No importa si es una cerradura multipunto KFV con patrón inteligente, electromecánica, automáticas, accionadas por llave o acciones por manilla. La complejidad de instalación es muy alta en todos los casos.

 

Apertura de cerraduras KFV

En nuestra cerrajería profesional ponemos nuestros conocimientos, técnicas y herramientas al servicio de todas las instalaciones de seguridad que requieras. Tanto para tu vivienda –más hogar con las cerraduras multipunto KFV- como para tu negocio. Sabemos lo importante que es sentirse seguros en casa y en el trabajo. Pero, además de en la instalación de todo tipo de cerraduras, también somos especialistas en la apertura de cerraduras KFV.

Si has perdido tu llave y necesitas acceder de inmediato a tu vivienda o comercio, respira hondo, contacta con nosotros y lo resolveremos en el menor tiempo posible. Somos expertos en apertura urgente de cerraduras y garantizamos la máxima eficiencia posible.