¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Uno de los elementos más importantes en la seguridad son las cerraduras. Como hemos apuntado tantas otras veces en muchos de nuestros artículos, de poco sirve contar con puertas hiperseguras si nuestras cerraduras no ofrecen las máximas prestaciones de seguridad. Prestaciones tan importantes como la defensa antibumping, la defensa antiganzúa o la defensa antipalanca. Prestaciones que pueden marcar una enorme diferencia cuando los ladrones se encuentran a las puertas de nuestras casas. Y, en ese sentido, las cerraduras electrónicas son clave.

 

Cerraduras invisibles

Las cerraduras electrónicas, también conocidas como cerraduras invisibles, son un tipo de cerradura cada vez más utilizada. Como todo lo electrónico, proporciona comodidades adicionales respecto a sus hermanas de toda la vida. En nuestro artículo sobre los pros y contras de la cerradura invisible os hablamos más profundamente de estas comodidades. También de sus debilidades, especialmente las relacionadas con los hackers. No obstante, durante los últimos años las cerraduras invisibles se han vuelto muchísimo más seguras que antes.

En concreto, muchos de los modelos que encontramos actualmente en el mercado cuentan con sistemas seguros de defensa basados en el código cambiante. Así, cada vez que utilizamos una de estas cerraduras de seguridad a distancia, el mando emite un código cifrado diferente. De esa manera, es imposible que los delincuentes logren hackear el código, ya que la próxima vez que queramos utilizar la cerradura, el código será diferente y nuevo. En ese sentido, las cerraduras electrónicas comienzan a ser alternativas realmente consistentes para los hogares.

 

Cerradura con mando a distancia

Como decíamos antes, las cerraduras electrónicas proporcionan mucha comodidad. Como todos los avances en materia tecnológica, han sido desarrolladas para hacernos la vida más fácil. Instaladas en las puertas de garajes, por ejemplo, nos permiten abrir esta sin necesidad de bajarnos del vehículo para introducir una llave. Esto puede ser aplicado a cualquier otra puerta. En cualquier circunstancia, la cerradura con mando a distancia nos ofrece mayor control. Además, en muchos casos los propios smartphone actúan como mando a distancia.

Sin embargo, la comodidad no es el único parámetro ganador de las cerraduras de seguridad a distancia. Tal y como os contamos al principio del post, el desarrollo de técnicas cada vez más especializadas por parte de los ladrones exige unas cerraduras cada vez más seguras. En ese sentido, las cerraduras invisibles son ideales, pues no se encuentran accesibles. Están instaladas en la parte interior de la vivienda o negocio. Por tanto, no pueden verse manipuladas como las cerraduras tradicionales. La tranquilidad es absoluta.

 

Cerradura Remock Lockey

Antes hablábamos del sistema de código cambiante. En este aspecto, las cerraduras Remock Lockey son toda una referencia en el sector. Todas ellas contienen un sistema de comunicación encriptada cuyo código varía cada vez que abrimos o cerramos la puerta. No exageramos cuando decimos que las cerraduras de este fabricante son la mayor garantía que podemos encontrar actualmente en el mercado. Si estás pensando en pasarte a cerraduras electrónicas, ya sea como cerradura principal o complementaria, te recomendamos uno de sus modelos.

Por si fuera poco, las cerraduras Remock Lockey cuentan con un segundo motor que interviene en caso de que el primer motor quede bloqueado por alguna razón. De esa manera, y gracias a este sistema de emergencia, nos garantizamos que nunca nos quedaremos sin acceso a la vivienda. Como ves, todo son ventajas con una buena y actualizada cerradura invisible. En nuestro artículo acerca de la instalación de la cerradura invisible Remock Lockey encontraréis todo cuanto necesitáis saber para una instalación perfecta.