¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Los elementos que utilizamos para abrir puertas, cajones, armarios y otros objetos similares son denominados como manillas, pomos, tiradores o picaportes. Sin embargo, las manillas hacen referencia a la palanca que acciona el mecanismo para abrir una puerta. Por el contrario, el pomo permite abrir la puerta girándolo y suele tener un aspecto cilíndrico. Existen diversas opciones y modelos a elegir por cada cliente que varían, no solamente en su estética, sino también en su funcionalidad y mecanismo de apertura. Por eso, es importante escoger las manillas de las puertas teniendo en cuenta la amplia gama actual. El sector ofrece modelos con muchas posibilidades y ventajas. De esta forma, podremos escoger de acuerdo a nuestras necesidades y gustos.

 

 

¿Qué son los pomos y manillas?

Los pomos y manillas son elementos estéticos que pueden cambiar radicalmente el aspecto de nuestras puertas, influyendo también en la apariencia del hogar. Es una solución rápida para conseguir una modificación decorativa, añadiendo el remate final a nuestro domicilio. Por otra parte, es importante conseguir un equilibrio entre la estética y la funcionalidad de estos elementos. De esta forma, podemos buscar la solución que mejor se ajuste a la puerta que tengamos. Por este motivo, es importante contar con profesionales que nos asesoren al respecto, como nuestro servicio de cerrajeros 24 horas en Madrid . Así, el equipo más cualificado y con alta experiencia ofrecerá consejo personalizado a cada cliente según sus necesidades concretas.

Dependiendo de la forma en la que estén colocados o de cómo se accionen para que la puerta pueda abrirse o cerrarse, encontramos diversos tipos de pomos. En algunos casos, el mecanismo es giratorio, por lo que para que sean accionadas deben girarlas. En otros casos, las manillas son fijas y simplemente hay que tirar de ellas. Escoger entre estas posibilidades dependerá de las circunstancias de cada caso. Por ejemplo, si hay ancianos o niños en el hogar y si queremos que accedan o no a estas puertas. También es influye el lugar donde vayan a ser colocados. Hoy repasamos los principales tipos de manillas que podemos encontrar hoy en día en el mercado y las clases de pomos más habituales.

 

 

Tipos de manillas

  • Manilla con placa: La palanca con la que se acciona el mecanismo con el que abrir o cerrar la puerta es una pieza alagada y recta que puede agarrarse fácilmente. Es el modelo más común y llevan una placa donde puede colocase una cerradura. Además, esta opción permite la posibilidad de decorar la placa con alguna clase de diseño estético. No hay que olvidar que la manilla solamente es el mecanismo que abre la puerta, pero su seguridad dependerá de la cerradura que tenga la misma. Por este motivo es importante contar con profesionales. Los servicios de cerrajero urgentes de Madrid  asesoran sobre la seguridad de la puerta.

 

  • Manilla sin placa: También son denominadas roseta. Su diferencia con el modelo anterior es que la palanca que acciona el mecanismo tiene una base pequeña. Esta puede tener forma rectangular, redonda o cuadrada e incorporan en la pieza central una forma curva.

 

 

Tipos de pomos

  • Pomo de puerta de paso:  Son ideales para zonas como el salón o la cocina, es decir, comunes. No tienen mecanismo en su interior, simplemente se gira para abrir o cerrar la puerta.

 

  • Pomos de puertas con pestillo: También se las llama puertas condena. Sobre todo se utilizan para conseguir privacidad en ciertas estancias, ya que pueden dejar cerrada la puerta desde el interior. Son habituales en los baños.

 

  • Pomo de puerta con llave: Se suele colocar en los accesos de una vivienda. Este tipo de pomo incorpora un bombín, añadiendo más seguridad al mecanismo. También puede ser utilizada en estancias donde se quiera mantener privacidad o cerrado el acceso.