¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

El movimiento okupa se ha apoderado de una gran cantidad de viviendas, especialmente en las grandes ciudades. Cualquier vivienda desocupada, incluso cuando se trata de una situación temporal, esta expuesta a que la ocupen estos activistas. Estas situaciones se convierten en un gran problema para los propietarios del hogar. No solamente invaden tu propiedad, sino que de acuerdo con la ley no se les puede echar tan fácilmente. Por esta razón, contar con una puerta ontiokupa en nuestro domicilio puede resultar fundamental.

La instalación de esta clase de mecanismos es una de las principales medidas de seguridad cuando se desea evitar el ataque. Las cerraduras de alta seguridad o las rejas también pueden ayudarnos a evitar estas situaciones. Toda conexión con el exterior debe quedar totalmente protegida. De hecho, también existen alarmas especificas para controlar y solventar esta clase de incidentes.

Qué es una puerta anti okupa

Las puertas anti okupas bloquean el acceso principal del domicilio. Se trata de puertas acorazadas, por lo que su resistencia es de las más altas del mercado. Además, se ha diseñado su estructura especialmente para asegurar su protección ante cualquier intento de formarse de manera violenta. También puede ser desinstalada o instalada de nuevo sin que se dañe ningún elemento del inmueble.

Dado el alto volumen de ocupación ilegal, contar con este elemento puede ayudarnos a sentirnos más seguros cuando dejamos solo nuestro hogar. Como su instalación se realiza sobre el marco de la entrada, no se daña la estructura original.

De esta forma, el aspecto que ofrece es el de una puerta metaliza colocada por delante de la puerta principal. El domicilio queda totalmente protegido y los ladrones u okupas saben desde el primer momento que se trata de un hogar muy protegido.

Normalmente, las puertas de seguridad anti okupas están equipadas con una cerradura especial y eficaz. Se trata de un sistema que asegura que entrar en la propiedad resulte muy complicado. También se puede equipar con una alarma que nos avise cuando alguien este intentando acceder al inmueble.

Ventajas de las puertas antiokupa

La principal ventaja de este sistema es la tranquilidad que aporta al dueño de la casa. Cuando se abandone el domicilio por cualquier clase de motivo, incluso cuando se trata de pequeñas temporadas, podrá estar relajado. Disfrute de sus vacaciones o concéntrese en su trabajo, las puertas antiokupas se encargan de proteger el hogar mientras que no estamos.

Como es lógico, esta clase de puertas son la principal protección ante los okupas. Esta puerta queda colocada por delante de la puerta principal. Su marco y puerta son de acero y suele estar instalada con borjas. Los okupas no suelen romper la puerta, ya que necesitan utilizarla. Por lo tanto, atacan el sistema de cierre, que en estos casos es de alta seguridad.

Además, su instalación se realiza de la mano de profesionales del sector. Esto quiere decir que, además de la seguridad de la puerta en sí, el sistema será eficaz. La puerta quedará perfectamente colocada y ajustada para que pueda cumplir su misión. Ningún detalle quedará descuidado.

De entre todos los tipos de puertas de seguridad, estas se tratan de verdaderas puertas anti robos. No solamente protegen nuestro hogar del movimiento okupa. Como impiden el acceso a terceros a nuestra vivienda, tampoco los ladrones podrán acceder a ella. De esta forma, el domicilio esta protegido ante toda clase de robos y asaltos.

 

Como hemos comprobado, las puertas anti-okupas son un sistema estupendo para asegurar nuestro hogar. Además, no solamente estamos protegidos de este movimiento y de las mafias que a veces se esconden tras estas personas. También garantizamos la seguridad de nuestro hogar frente a cualquier otro ataque.