¿Tienes una urgencia? Llama ahora: 627816008
Seleccionar página

Como ya os explicamos en profundidad en otro de nuestros artículos publicado hace unos meses, existen muchos tipos de cerradura para puertas de garaje diferentes. La elección entre una u otra de las variedades que hay en el mercado dependerá, en última instancia, de los requerimientos que tengamos en materia de seguridad. No obstante, no son solo las cerraduras. También existe una enorme variedad de puertas de garaje distintas, siendo utilizadas una u otras en función de criterios de protección, comodidad y estética.

Pero, a pesar de tanta variedad, lo cierto es que durante los últimos tiempos se ha extendido mucho el uso de un tipo de puerta de garaje concreto: las puertas basculantes. ¿Por qué? Pues porque son una de las variedades con mejor relación calidad-precio del mercado. Están compuestas por una única hoja de puerta galvanizada y unos brazos laterales elevadores con resortes de compensación. Las hay tanto manuales como eléctricas, ofreciendo así incluso mayor comodidad. Además, las puertas de garaje basculantes proporcionan una buena estética.

Si a todo eso le añadimos que son muy baratas para las prestaciones que ofrece, tenemos una de las puertas más recomendables para garajes que existen. No en vano, son actualmente las más demandadas. Justamente por eso son cada vez más las personas que sufren averías –como cualquier otro elemento de seguridad, las puertas para garajes basculantes no están exentas de incidencias- con los bombines de estas puertas. Para todos ellos, y para ti si lo padeces también, va este artículo sobre cómo cambiar el bombín de una puerta basculante de garaje.

Iremos, como siempre, paso por paso. Y recordad que, si queréis un cambio de bombín seguro que no ponga en riesgo la integridad de la cerradura de la puerta basculante, la solución pasa por contar con cerrajeros profesionales como nosotros.

 

Cambiar el bombín de la cerradura de una puerta basculante en garaje

El primer paso para cambiar el bombín de una puerta basculante de garaje es desatornillar los tornillos que sujetan la tapa de la cerradura. Hablamos, por supuesto, de la parte interior del garaje. Una vez hemos realizado esto con paciencia y cuidado, procederemos a retirar la pieza. De esta forma podremos aflojar el prisionero con la ayuda del propio destornillador. ¿Listo? Pues ahora vayamos hasta la parte exterior del garaje, introduzcamos la llave para tirar y saquemos el bombín que queremos cambiar. Hasta aquí todo bien, ¿verdad?

Ha llegado el momento de instalar el nuevo bombín. Quizá un bombín más seguro o, quizá, el mismo bombín que teníamos antes pero nuevo. Recuerda que, por el desgaste asociado al uso, los bombines sufren deterioros. Por eso resulta esencial realizar un buen mantenimiento de la cerradura de la puerta del garaje basculante. Para evitar que la puerta pierda eficacia. En caso de que esté claramente desgastado, lo mejor es cambiarlo tan pronto como sea posible. En temas de seguridad, tarde siempre significa peligroso.

Para instalar este nuevo bombín, deberemos ponerlo en la cerradura, enganchar el prisionero que lo conforma y apretar muy fuerte. Como habréis adivinado, ahora tocará colocar de nuevo la tapa de la cerradura usando un destornillador. En resumen, el procedimiento de instalación es justamente inverso al proceso de desinstalación. Cuando hayáis acabado, utilizad la llave o el mecanismo automático de la puerta basculante y verificar que todo funciona tal y como debe. En caso de que sí, el cambio de bombín de la puerta basculante habrá sido un éxito.

En caso de que no, te recomendamos contactar inmediatamente con un servicio de cerrajería profesional como el nuestro. Lo habremos solucionado mucho antes de que puedas darte cuenta.